Translate

Translate

domingo, 28 de septiembre de 2014

Siendo siempre principiante asombro mi propio ego dando muerte a lo que no me mata. Después de mil noches apocalípticas decides marcharte y cerrar la puerta, y adentro nada cambia, nada fluye. El incesante correr del tiempo transforma el aire en cemento y solidifica cada habitante del pequeño reino del presente. Hemos sobrevivido a cosas peores y abajo nos esperaban todas las sombras de las que huíamos, en aquel entonces yo no podía detenerme y dormía siempre como última opción. Ahora descanso el descanso de no esperar nada y me aferro a cualquier excusa para mantenerme en el limbo. Habito donde nadie entró y me mantengo en el aire sostenida sobre teorías, así vivo, prácticamente inexistente, textualmente oscura, parcialmente difuminada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario