Translate

Translate

sábado, 24 de octubre de 2015

Hambre y sed de lo mismo si no custodias lo que no cuestionas siempre serás prisionero. Has adjuntado tu foto al plano astral de lo mismo de coincidir con todo y levantarse manchado de sangre después de un naufragio. Has invadido la casa de los que invadieron tu casa sólo para sobrevivir, no hay rencor en tus actos. Se ha enfriado el rincón donde solías llorar a puerta cerrada cuando eras una niña, y ahora ya no lloras, te estás enfriando desgraciadamente tú también. Se han creado nuevos lugares a tu alrededor pero no hay sustitutos para las cosas pasadas, ahora eres la que habita los nuevos rincones con el mismo alma y no te sirven. Tientas a la suerte y te mantienes estoica (eso es mentira) mientras bebes sin parar el agua que te ofrecen desde tu nacimiento, ese plazo enlazado con otras vidas será la tuya y tu vía para acceder a lo desconocido. Hoy la noche se vuelve blanca y los días grises pero no quieres la revancha ni aceptas el perder como tuyo, decides tener algo más inexacto siempre. Algo que no se vea si no se escucha antes y que no pueda tocarse sin haber sido besado ni amado sin haber sido manchado, por las noches no duerme si no lo acunan pero no lo acunan porque no lo encuentran.

Dentro de botellas

Alguien tiene mi nombre
y no sabe usarlo
y conoce los patrones
y los ciclos lunares
y ha bebido del agua que fluye
en el plano subterráneo,
alguien ha sabido sembrar el pánico
y yo he recogido los frutos.

Es por esto que
nos acusaron de terrorismo emocional
y absenta
mientas bebían licores con los frutos
de la cosecha que habían incautado
y yo desinvoqué al miedo
y al permanente disgusto
de no contentarme con nada
y al arrastrar los pies
y contener las arcadas
dentro del mismo compartimento
donde guardo el amor
y el dolor del amor.


Sentir el impacto antes del impulso es desmitificar la lógica, que he perdido los restos de eso que no tuve pero usé durante años a modo de amortiguador para cuando las cosas iban mal. En sentido estricto todos tenemos despojos de cosas que no utilizamos porque no existen. He de aprender a sobrellevar la situaciones más básicas porque es un clásico en mí no sobrevivir a caídas pequeñas, a caídas ficticias, mientras salto precipicios con los mismos nombres que repito una y otra vez durante el trayecto pero que suenan distintos. Se ha sublevado mi ejército de ataque porque me acusó de pacifista en tiempos de guerra, porque yo sólo lo utilizaba a modo de resistencia y le decía “mantente en pie y tira todo lo que no necesites para andar más ligero” y tiró el amor y el dolor y sólo quedaron las armas, que piensan como perros maltratados y acostumbrados al miedo.

martes, 20 de octubre de 2015

Divertir a la crítica

Pienso que corres y temo
que sea un ejercicio intensivo
hasta perderte la pista,
que yo avanzo en vertical
olvidando los vórtices y los vértices
y todo lo que se relacione con un pensamiento lógico
encriptado en manos de animales salvajes
y no es una incoherencia,
anacrónico es decir que me siento alegre de no sentirme triste
en un mismo espacio
que no llega a comprender
que amo compensar mis abstracciones,
que divago en verde
y en vez de asumir la prosa
resbalo hasta el punto clave en el que puedo decir:
“Sé ser la que no sabe ser, la que no sabe del ser”.

lunes, 12 de octubre de 2015

No hay nada más autobiográfico que las secreciones y las extrapolaciones. Risas sin dueño nublan la calle donde un laberinto parece un puzzle adecuado para niños de 0 a 3 años.

 En la época en la que sólo necesitábamos excitación y un precipicio, una boca para recordarnos que no podíamos ir más allá y esa “r” del recuerdo de podríamos es una advertencia y una puerta abierta, que “podríamos” haber ido más allá y lo hicimos, a veces. Ellas amaban mi capacidad para ser paciente en todos los sentidos, me destrozaban las manos y las orejas a base de curar y disculpar, de ser médico y curandero, pasé de querer robar la tristeza a ser el paciente de un doctor siempre ausente, de las pocas ganas que tuvieron para curarme cuando tan sólo un beso en la frente hubiera bastado y vaselina para untar todas las veces que entraron y salieron sin mí de mí y de ellas, mutuamente. Hablando del tiempo, hablando del tiempo me miro y veo a una mujer lloviendo que se aleja cada vez más de mí y a la vez me resulta tan conocida cuando la tengo cerca, y hablando de mujeres, hablando de mujeres te veo a ti alejándote de mí y cada vez veo más a la niña que se va de la mujer del espejo, que huye hacia mi garganta y llora toda la noche preguntándose por qué la mujer no quiere dormir en su vientre o meterla a ella dentro,  una práctica básica de retroalimentación.


domingo, 11 de octubre de 2015

Se atravesó el tiempo y en ese estado transversal absurdo lleno de sal y sangre se dijo a sí mismo “tengo el dolor contado para veinte poemas”.
Espero espero dentro del error del vientre plano de la resurrección que nunca llega. Somos estigmas, sobras estigmatizadas entre gamas de colores que no se asemejan, que no quieren, asemejarse a la nuestra. Pero todo lo que dices es falso, porque la voz es falsa, porque las palabras se agarran a los significados contrarios. En esta guerra de bandos confusos, de imaginación precaria, de soluciones imaginarias, de ácaros trepándonos por los brazos, hemos cometido el error de considerar enemigo al que vive con nosotros, entre nosotros, dentro de nosotros y por eso nos maltratamos tanto, no amamos nuestras virtudes si vienen acompañadas de resultados prácticos, anunciamos una adoración más sofisticada. En el centro del lugar donde te perdí hay un jardín, y al igual que ella yo hoy también vine a ver el jardín, y al igual que ella yo no pude ver el jardín. Este nuevo invento de inyección ficticia, de no adorar nada intravenoso, suero salino, suero de la verdad, dislexia. 
Me acortas las ganas de risas con acompañamiento y días y días de secesión de sucesión de títeres. Las manos atadas a la nuca y las ganas cogidas debajo de los zapatos. Las suelas manchadas de barro y los cuerpos pegados entre sí, moviéndose despacio. Asustarse porque es una danza conocida por todos y tan ligera, y tan lejos del peligro, tan exenta de alma. La casa llena de animales de compañía y todos nosotros sintiéndonos tan solos. Por eso los polos no se tocan y a la vez son tan parecidos, sólo que en ellos habitan demonios diferentes, amigables sombras, los que sobreviven siempre en las peores condiciones, peores sólo para nosotros. Compadecemos a los que tienen una vida perfecta alejada de la nuestra. Mata la resaca al amigo del amigo del que mata la resaca en un cuarto diferente al tuyo y la gente que llama y no dice nada y las veces que no puedes responder al teléfono porque se funden los plomos, se bajan palancas, procastinas agua de oriente en occidente y traficas con fuego de armas del tiempo que no se ha bajado del caballo, que ha subido al moro, que se ha adentrado en un pantano lleno de cocodrilos. Esto es como esculpir para Miguel Ángel, sacar lo que vive dentro de un bloque, saca de aquí algo valioso y envuelve tus días con un poco de serotonina en vena y come plátanos y practica deporte.

domingo, 4 de octubre de 2015

Todos mis deseos son secundarios

Quiero oír el significado de las palabras
que no quiero oír
la resolución de las acciones
que no quiero cometer
quiero huir del miedo que me provoca
mi deseo de oír y hacer
lo que no quiero oír y hacer.