Translate

Translate

domingo, 6 de marzo de 2016

Para ti mis mensajes de auxilio, mis ruidos más primarios

La voz
la voz es tuya
si habla para ti, por ti.
La voz es tuya si pretende deleitarte
o caer para ocultar lo que anticipa de tu boca
la voz que te llama toda la noche
la voz que por ti ríe
que para ti muestra sus miedos
derretidos en secuencias
de frases intercaladas por un
“en realidad todo está bien”.
Tremendamente escéptica en tus delirios, ni siquiera el miedo, el pánico a la locura inminente hablando traiciona.
Qué hacer cuando desaparece la necesidad de controlar las constantes vitales. Cuando se frena el pulso en el atasco por huir hacia las manos nulas de un empleado anónimo que ni siquiera agradeció tu visita. Quiero ver brillar dentro de mí.
Me miró así porque odia los reflejos de mi pelo, porque odia verse reflejado en mi pelo. La tentación a lanzarse dentro de él en esos destellos es equiparable a la temeridad de lanzarse contra un lápiz de gran tamaño y doble punta, lanzarse mientras alguien lo hace girar rápidamente confiando en darte de bruces con el vacío del giro, con la verticalidad del hecho.
Esto que parece plástico resulta que es seconal y yo sigo el sendero azulado hasta su boca, donde se desprende el sonido del mar materializado en un fluido vasto, viscoso y desgastado. Cae a mis manos como una pelota lanzada desde los viejos tiempos, donde aún importaban esos jueguecitos de la verdad aquí es quien gana, el control es máximo, ahora tenemos juegos de egos. Se derrama sobre mi boca, porque yo la atraigo hacia ahí, quería probar el sabor el miedo de otros ojos y ahora cambiamos los seres. Ser sedente que no pide nada, el agua que cae de contrabando sobre nuestros pies se adjudica a ellos, ¡pues para ellos!

miércoles, 2 de marzo de 2016

Mira cómo vuelan las palomas por mis ideas

Yo me decía
puedes escribir mientras miras a la gente
incluso sobre la gente que miras
pero mejor cúbrete de blanco
cúbrete, cúbrete
y ellos dirán
“déjanos verte”
mirad el color de mi tela.

De lo que me cubre me consumo,
me consume,
se impregna el color
de este aura ficticio
que es en realidad mi fluido único
míralo
no es rojo sangre
ni transparente llanto,
míralo.