Translate

Translate

domingo, 21 de diciembre de 2014

Y fui a ese lugar donde las sombras se ocultan de las sombras, debiste decir “es tarde, es tarde” la noche se contonea allá arriba y nos lo impide todo, lo concede todo. Abre los brazos y las piernas y nos atrapa. Como si caer no sólo fuera un mero proceso utilizábamos todos los sinónimos posibles y presumíamos de ello. Éramos la vanidad, la banalidad. El humo que no precede al fuego, el humo por el humo, puro presentir lo absurdo. Lo más presuntuoso del mundo. Fuimos la estatua, la esfinge, las navajas entre los dedos, las partidas en la mesa, en las estaciones, en las muñecas, los brazos rotos, las lágrimas rodando por las mejillas, los hospitales, las salas. Fuimos las mesas rotas y las muñecas abandonadas, los círculos vestidos de blanco. Mientras seguíamos en pie, permanecíamos inmutables, daba la triste sensación de que permaneceríamos de forma perpetua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario