Translate

Translate

domingo, 21 de diciembre de 2014

El viento me mató en invierno y todos nos reímos mucho porque fue banal mi muerte, casi ridícula, él me mató físicamente y eso es muy gracioso. Que nada afecte al alma antes de morir es casi una broma de mal gusto, un final jamás admitido. La mayoría son arrastrados al otro lado entre risas y fiestas, sacados del supermercado, lanzados muy lejos, nadie asume la pérdida, es algo así como este gato que vive en mi casa y no tiene nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario